Ofilio Picón y Santiago Montobbio en Barnasants (Harlem Jazz Club, Barcelona, 5 de marzo).


Concierto de presentación en España, dentro de la programación del Festival Barnasants Cançó d’Autor, del cd La libertad y el mar son una música, con poemas de Santiago Montobbio y música de Ofilio Picón, en el Harlem Jazz Club, en Barcelona, el 5 de marzo de 2017. Interpretación por parte del cantautor nicaragüense Ofilio Picón de las doce canciones que componen este disco, con la participación y lectura de poemas también por parte del poeta barcelonés Santiago Montobbio.

Anabel Sáiz Ripoll: La lucidez del alba desvelada: “El amor nunca se acaba” (Voces de las dos orillas, Vila-Seca, Tarragona, 25 de marzo de 2017)

Anabel Sáiz Ripoll


La lucidez del alba desvelada,
Santiago Montobbio,
Los Libros de la Frontera, 2017
(El Bardo, 43)

La lucidez del alba desvelada es un libro río, un libro torrente que fluye en alocada -y viva-  carrera hacia el mar, hacia el poso y la reflexión, hacia, como leemos en el título, la lucidez del alba desvelada. Imaginamos al poeta, sin sueño, abocado a una desazón personal, a una inquietud que tiene un origen humano, un origen eterno, y que no es otra que el amor, pero no el amor pensado o anhelado, el amor trágico y desolado, no, más bien es el amor que se aguarda, que se echa de menos, que se sabe de uno, pero acerca del que se tienen dudas porque nunca podemos estar seguros de nada en este peripecia sentimental en la que caen todas las convenciones y habla nada más el alma. Imaginamos, pues, al poeta, maduro y sereno, desvelado, en un amanecer; un amanecer fecundo puesto que le da pie para ponerse a escribir poemas y más poemas, breves, en prosa, amplios, desolados, esperanzados, cargados de miedo, de lucha, de reposo, respetuosos, evocadores; poemas amplios y generosos como es la palabra del poeta. Y en este devenir que nos lleva del amanecer al día, Montobbio escribe y traza palabras y las encadena y las deja libres, y la invoca y las rechaza y las quieres y las maltrata porque así es el sentimiento del amor que aguarda, del amor que no es, pero sí es, que no llega, pero quizá llegue, que no está, pero que sí está.
Santiago Montobbio escribe estos versos entre 2010 y 2012. Son, por lo tanto, sus últimos poemas publicados. Cabe recordar que en 2009, después de veinte años sin publicar y acaso sin escribir, que es lo más duro, el poeta se desató, abrió sus compuertas y nos ofreció una tetralogía inmensa, La poesía es un fondo de agua marina, Los soles por las noches esparcidos, Hasta el final camina el canto y Sobre el cielo imposible. Con La lucidez del alba desvelada culmina, por decirlo así,cierra  esta primera etapa de madurez y lo hace ofreciendo un libro que, como estamos viendo, gira en torno al amor.
Escribe el poeta en el poema que abre el texto los siguientes versos:
"Amor que empieza, que canta, que anda.
Amor como el sueño sobre una playa".
Parece que, al principio de este largo amanecer, el poeta se sintiera optimista:
"En el temblor, en el dolor, en la luz
alta de esperanza y de mañana,
música que es solo ya cifra del alma".
 Es como si el poeta, gracias a este amor, rejuveneciera:
"Vivir en el amor esplende.
A este puerto llegue, y tú
me esperes".
En otro momento escribe:
"Sobre mi vida tú amanezcas,
luz o flor nacida para mi amor
y entre mis dedos, tras tanta espera".
Vive el amor como puerto, como llegada y como descanso, como mañana y como aire; pero también como espera confundida o como sueño y así, poco a poco, en esta duermevela, el poeta se siente desfallecer, se confunde y no distingue el sueño de la realidad:
"Eres solo un sueño, o este
temblor en que canto y
me estremezco. Adiós, beso".
Y continua, dejando atrás la esperanza:
"Eres ese poema triste
y su soledad que se desangra".
Y ponemos el dedo en la llaga al hablar de soledad, la lucidez de Montobbio es darse cuenta de que aguarda, pero lo hace en soledad y no sabe si tiene o no que seguir aguardando porque duele la espera. Continuamente empieza ahora el adiós:
"y eres adiós, alba, alba,
huérfana en la nada destrenzada".
Ese amor de primavera, casi de Petrarca, se esfuma y llegan las sombras:
"Te he querido, te quise, sí, en un momento
seguro y cierto. Pero te he perdido."
En esta historia que va de la esperanza al sueño, al adiós, a la duda y a la desolación, se llega, coincidiendo con el amanecer, de nuevo al asombro, a la posibilidad de que todo es verdad, de que sigue el amor y vale la pena esperar:
"El amor da sus pasos, y tiene alas.
El amor me alcanza. Sea en él
contigo alma, alba, mañana".
Montobbio, en este camino de introspección, de autoconocimiento, acaba dándose cuenta de que es en él mismo donde acaso hallará la respuesta y trata de regresarse, de entenderse, de aceptarse:
"He tenido que volver a ser antiguo. Que ser limpio.
Que ser otra vez niño".
Al final de este periplo, los versos se trocan en prosa y evocan momentos vividos, lugares compartidos, gustos personales, afectos, aciertos y desaciertos, evocan ternuras, nostalgias y tristezas, pero son absolutamente lúcidos porque el autor está alcanzado esta clarividencia propia de los que sienten mucho, de los que tienen mucho qué decir y mucho qué sentir...Al fin "te quiero siempre viva, siempre conmigo -y siempre viva".
Sin duda son muchos más los elementos que podríamos comentar, pero valgan como anticipo para una lectura en la que el lector encontrará, dependiendo de su edad, una respuesta o una pregunta, pero jamás la indiferencia.

Presentación de la Poesía de Santiago Montobbio en SGAE Catalunya



El lunes 6 de marzo tuvo lugar la presentación del libro de Santiago Montobbio La lucidez del alba desvelada y del cd La libertad y el mar son una música de Santiago Montobbio y Ofilio Picón en SGAE Catalunya. La presentación estuvo a cargo de José Corredor-Matheos, Rafael Lozano y Francisco Javier Sancho Más, y realizaron también una intervención en la misma el poeta barcelonés Santiago Montobbio y el cantautor nicaragüense Ofilio Picón. Estuvo también presente el otro artista que ha participado en el cd La libertad y el mar son una música, el pintor catalán Lluís Ribas, así como el director del Festival Barnasants Cançó d’Autor, Pere Camps. Cerró el acto Ofilio Picón con una ilustración musical de 5 temas del cd La libertad y el mar son una música. El último que interpretó es el poema y ya canción “El poema es todo”.

Grabación: Francisco Javier Sancho Más

Santiago Montobbio y Ofilio Picón en Barnasants 5 de marzo 2017











Entrevista a Santiago Montobbio y Ofilio Picón en el programa “El peso de la luz” de Ràdio Contrabanda (Barcelona, 7 de marzo de 2017).


Fuente: Contrabanda

Ofilio Picón musicando al poeta Santiago Montobbio


Entrevista a Santiago Montobbio y Ofilio Picón, por Jordi Vizcaíno


Un raro placer este programa, un reencuentro con Santiago… después de 32 años que dejamos la escuela!
En esta ocasión hemos contado con la presencia de Ofilio Picón, un gran músico nicaragüense -integrante de los Palacaguina- que está visitando nuestra ciudad para presentar un disco muy especial para Santiago.
Pues este cd, LA LIBERTAD Y EL MAR SON UNA MÚSICA, es una colaboración exquisita entre la poesía de Santiago y la música de Ofilio.

La velada ha transcurrido entre conversación profunda y cordial, recitación de poemas, canciones del nuevo disco, risas, anécdotas, preñados silencios…

Espero lo disfrutes!
Y espero que Santiago vuelva pronto al programa!





Lluís Ribas, Santiago Montobbio y Ofilio Picón en el Monasterio de Sant Cugat con motivo de Lluís Ribas – 40 anys d’exposición en exposició (Revue d’art et littérature, musique, Francia, 19 de marzo de 2017)


Fuente: RAL,M

En su intervención durante el acto de presentación del libro La lucidez del alba desvelada y del cd La libertad y el mar son una música en la sede de SGAE Catalunya el 6 de marzo de 2017, el poeta Santiago Montobbio quiso señalar que el que se diera ese acto le parecía “como en el título de un cuento de Onetti, que me escribió una carta por su primer libro, “Un sueño realizado””, porque -completó- se daba en ese momento una feliz conjunción de muchas cosas, y quiso dar las gracias a todos los que lo habían hecho posible.

El poeta comentó que cuando se presentó este disco en Nicaragua no pudo estar junto a Ofilio pero mandó unas palabras para que pudieran escucharse en ese momento en Managua, y en ellas señaló la unión de Barcelona con la libertad y con el mar, y que aparece así ya en El Quijote. Porque Don Quijote ve el mar por primera vez en Barcelona, aquí lo descubre, con lo que el mar, el Mediterráneo, supone para nosotros como nacimiento de la cultura. Y en Barcelona Don Quijote ve la imprenta. El poeta comentó que expresa muy bien en su artículo “Lectura” de su libro En esto creo el escritor mexicano Carlos Fuentes la especial significación que tiene ese momento en que Don Quijote entra en una imprenta y ve sus hazañas impresas y comprende lo que esto es y significa. Lo comprende también Carlos Fuentes, y así dice en ese texto que “No hay momento que mejor revele el carácter liberador de la edición, publicación y lectura de un libro, que éste”, y justo antes remata con esta sentencia su pensamiento, condensando en ella el pensamiento sobre la libertad que se aparejaba y nacía con la imprenta : “Ha muerto la escolástica. Ha nacido el libre examen”. Carlos Fuentes dice que y que esto pasa“en, where else ?, Barcelona”. El poeta dijo que él no decía where else ? como George Clooney, pero que le parecía que en ese dónde si no quería también decir “Aquí tenía que ser. No podía ser en otro sitio”. En Barcelona, la ciudad de la libertad y el mar.

Santiago Montobbio señaló que se daba otro motivo de felicidad para él ese día y en ese momento, y es que estaba presente una persona a la que él quiere mucho y es el pintor Lluís Ribas, quien eligió cuatro de sus cuadros para que acompañaran al cd La libertad y el mar son una música. “La música de Ofilio y mis poemas han volado alto porque Lluís les ha puesto los cuadros”, aseveró. Y comentó que en esta feliz conjunción de muchas cosas se daba una más, y es que Lluís Ribas estaba en un momento de especial plenitud como artista, ya que celebraba sus 40 años como pintor con una maravillosa exposición en el Monasterio de Sant Cugat, exposición que invitaba a todos a ir a ver, porque era -dijo-una exposición extraordinaria.

En algún momento de su intervención el poeta Santiago Montobbio se refirió también al pintor Lluís Ribas, como cuando explicaba que en medio de la escritura predominante de prosa y de muchas cosas la forma de poema había quedado reservada para lo más lírico, para un impulso expresivo que pedía el poema, y, a la vez, el poema quedó y respondió y se hizo sólo con este tipo de impulso más lírico. Y aquí se refirió a que suponía que el impulso expresivo que llevaban a Lluís Ribas a pintar sus notas, que él consideraba maravillosas y que el pintor pintaba en un momento, apartándose del camino mientras daba un paseo, era distinto al que le hace trabajar en un gran formato, a lo que el pintor asintió con complicidad. Y el poema, en su caso, esos dos años, como respuesta y expresión sólo de lo más puro y lo más lírico, lo más alado del espíritu. Que es el amor.

Cabe señalar que cuando para cerrar el acto el cantautor nicaragüense Ofilio Picón interpretó 5 temas del cd La libertad y el mar son una música, la interpretación de los mismos se acompañaba de la proyección de las imágenes de los 4 cuadros que Lluís Ribas había elegido para que acompañaran el disco.

El acto en la SGAE Catalunya fue motivo del feliz encuentro de los tres artistas que habían colaborado en el cd La libertad y el mar son una música, el poeta Santiago Montobbio, el músico Ofilio Picón y el pintor Lluís Ribas, lo cual fue motivo de alegría para los tres artistas, y ello se refleja en las fotografías en que se muestran junto a los objetos de su arte -Santiago Montobbio el libro, Ofilio Picón la guitarra y Lluís Ribas el cd que tiene en la carátula uno de sus cuadros-, se abrazan y sonríen.

El domingo 12 de marzo brindó de nuevo la ocasión de que estos artistas se encontraran, ya que el poeta Santiago Montobbio y el cantautor Ofilio Picón quisieron asistir a la visita guiada que Lluís Ribas realizaba a la exposición en el Monasterio de Sant Cugat, Lluís Ribas. 40 anys d’exposició en exposició. Lluís Ribas, delante de los cuadros que están al principio de esta exposición, unos paisajes preciosos que pintó a los 9 años y demuestran el maravilloso don de artista que tenía y tiene, quiso abrir su intervención y visita guiada expresando su alegría porque el poeta y el compositor con que había colaborado en el cd La libertad y el mar son una música con sus cuadros estuvieran presentes en esta visita, y el placer que le había causado esta colaboración con ellos.

La explicación de los cuadros de Lluís Ribas por parte del mismo Lluís Ribas fue vibrante, cálida, emocionante, como de un artista verdadero puede esperarse y podían esperar con certeza todos los que ya conocían y habían visto alguna vez una intervención del pintor, y los que no habían tenido esta ocasión se encontraron con el gozo de que así era. Porque fue un gozo y un privilegio ir viendo y descubriendo los cuadros de Lluís Ribas acompañados por las palabras de quien los ha pintado y expresaban su vivencia como creador y artista de los mismos. Ante los cuadros que están en la exposición de la colección Els colors del blanc, Lluís Ribas comentó que era la única colección que le había obsesionado y le había hecho despertarse a media noche para continuar un cuadro que le perseguía, y que pidió el texto de este libro al poeta Santiago Montobbio, y que es el texto más interesante de los que hay en los libros dedicados a él, y le agradecía el que lo hubiera escrito. A ti -gracias a ti-, contestó de modo sencillo y lacónico el poeta, en un impulso que salía de adentro del corazón, porque el corazón olvida por un momento que se está en público, y expresa en un impulso lo más íntimo ante una expresión así.

Lluís Ribas, Santiago Montobbio y Ofilio Picón se hicieron fotografías juntos y ante el cuadro que está en la contraportada del cd La libertad y el mar son una música y que se encuentra en esta exposición antológica del pintor y que celebra sus 40 años de dedicación a la pintura. En el marco de incomparable belleza del Monasterio de Sant Cugat, que también ha sido objeto de la pintura de Lluís Ribas, tuvo de nuevo lugar un feliz encuentro entre los tres artistas que han colaborado en el cd La libertad y el mar son una música, el pintor Lluís Ribas, el músico y compositor Ofilio Picón y el poeta Santiago Montobbio.

Presentación del libro de Santiago Montobbio La lucidez del alba desvelada y del cd de poemas de Santiago Montobbio con música de Ofilio Picón en SGAE Catalunya (Revue d’art et littérature, musique, Francia, 19 de marzo de 2017)



Fuente: RAL,M

El lunes 6 de marzo se presentó en la sede de SGAE Catalunya el libro de Santiago Montobbio La lucidez del alba desvelada y el cd de poemas de Santiago Montobbio con música de Ofilio Picón La libertad y el mar son una música. Tras unas palabras de bienvenida de Agnela Domínguez por parte de la SGAE, quien manifestó su alegría de que este acto pudiera allí celebrarse, éste se planteó como una presentación del nuevo libro del poeta Santiago Montobbio, publicado en la histórica colección El Bardo y cuyos poemas continúan a los que contiene la tetralogía que había publicado ya en esta colección, con un cierre del acto por parte de Ofilio Picón con una ilustración musical de 5 temas del cd La libertad y el mar son una música, en que ha musicado 12 poemas del poeta barcelonés.

José Corredor-Matheos presidió la mesa de la presentación del libro y fue dando el turno de palabra. Intervino en primer lugar el periodista de La Vanguardia Rafael Lozano, quien había participado en la presentación de cada uno de los cuatro libros de la tetralogía publicada por el poeta en El Bardo, ha publicado entrevistas y artículos sobre él y su poesía en La Vanguardia y destacó el aporte que para él representaba este libro a la obra del poeta. A continuación, Francisco Javier Sancho Más señaló igualmente elementos que a su parecer lo distinguen y resultaban definitorios del hacer del poeta y que a él especialmente le agradaban, y estableció igualmente una relación de su poesía con la del poeta nicaragüense Ernesto Cardenal. A continuación intervino el cantautor nicaragüense Ofilio Picón, quien leyó una intervención que constituía una meditada reflexión sobre lo que él había percibido y para él era la poesía del poeta, y que eran las razones por las que le había llevado a querer musicarla, sumándola a su repertorio de poesía por él musicada, labor artística en la que se ha especializado, y en la que destaca la musicalización de los poetas Salomón de la Selva y Alfonso Cortés (cd Ventana), de Rubén Darío (cd Darío en la memoria del milenio) y de mujeres poetas nicaragüenses (cd Mujeres con guitarra). A resultas de preguntas de los asistentes, Ofilio Picón habló de modo espontáneo de su trabajo como músico, en lo que resultó una intervención apasionante. A continuación, José Corredor-Matheos pasó la palabra al poeta. Santiago Montobbio explicitó que éste es su libro más lírico. Así -recordó- como Juan Gil-Albert decía de Manuel Altolaguirre que era el poeta más puramente lírico de su generación, éste -afirmó- era el más puramente lírico de sus libros. Porque en él se reunían los poemas que había escrito entre 2010 y 2012, años en los que de manera preponderante había escrito prosa, y la forma de poema había sido escrita de manera más ocasional, y, había visto al reunir lo escrito en esta forma, éste -el poema, lo que escribió en forma de poema- había quedado reservado para lo más lírico, para lo más puro. Era algo -señaló- que ya se había intuido y adivinado. Así, la exvicerrectora de la UNED Mercè Boixareu, al presentar el último libro de la tetralogía -Sobre el cielo imposible- en Madrid, en la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, fundada en 1871 y de la que fue socio Rubén Darío, destacó que entre estos 4 libros éste último era el libro del amor y que era algo petrarquista, y que lo decía sin reproche. Al presentar en mayo estos 4 libros en Milán, Giuseppe Bellini destacó la presencia dominante, ya casi absoluta del amor en él, y trazó de modo semejante la visión de la amada en él a como lo hiciera Mercè Boixareu en Madrid, con referencias a Dante y Petrarca. Fue como presentir y adivinar por parte de ambos que en los poemas que continuaban a este último libro y aparecían ahora en el nuevo libro que se presentaba, La lucidez del alba desvelada, ya sólo en esto consistía y de esto se nutrían. Así lo señaló el poeta, y afirmó que el ver que era así, que entre la escritura predominante de prosa y de muchas cosas se precisaba y necesitaba la forma de poema le hizo pensar que “la poesía es una forma de resistencia, una forma de ternura, la ternura que nos queda, como ha titulado Francisco Javier Sancho Más su prólogo de este disco”. Porque -remachó- “aún hay cosas que necesitan y piden el poema, lo precisan. Aún hay algo que sólo se puede decir en poema”.

José Corredor-Matheos realizó una intervención final para cerrar el acto. Aseveró en la misma : “Yo quiero hacer notar, después de que conozco su obra desde el principio, porque era muy joven cuando empezaba, que he seguido sus silencios, he seguido el momento torrencial, yo creo que éste es un momento, como lo has hecho notar tú también, que es como de recobrar otro ritmo. La vida es torrencial, pero lo normal es que la vida fluya, fluya, el vivir es fluir, es dejarte fluir, y entonces yo creo que este momento el lirismo es más marcado, como habéis subrayado, porque es la madurez. (…) La poesía cada vez es más puramente lírica. La poesía en este momento podemos decir que es lirismo ante todo. Y entonces yo creo que el último libro lo que es es un libro de una gran madurez. (…) Ha escrito poemas que nos siguen impresionando todavía, pero yo creo que el momento en que da un libro de una manera redonda, en donde te das cuenta que todo es convincente, yo creo que este momento de madurez es el de este libro. Por tanto yo creo que de eso tenemos que felicitarnos”.

Para finalizar el acto, Ofilio Picón subió al escenario de la Sala Mompou e interpretó 5 temas del cd La libertad y el mar son una música : “El anarquista de las bengalas”, “Hospital de inocentes”, “Todo”, “En este puerto” y “El poema es todo”. Mientras interpretaba estos poemas ya canciones, se proyectaban las imágenes de los cuatro cuadros que el gran pintor catalán Lluís Ribas había elegido para que acompañaran este disco. Lluís Ribas estaba presente en el acto, que fue así lugar de encuentro de los tres artistas que han colaborado en el cd : el poeta Santiago Montobbio, el cantautor nicaragüense Ofilio Picón y el pintor Lluís Ribas. Estuvo también presente el director del Festival Barnasants Cançòd’Autor, Pere Camps, y asistió un numeroso público, que siguió con vivo interés un acto que resultó de una especial belleza por la conjunción en él de poesía, música y pintura.

Ofilio Picón canta poemas de Santiago Montobbio en Barnasants (Revue d’art et littérature, musique, Francia, 19 de marzo de 2017)




Fuente: RAL,M

El domingo 5 de marzo tuvo lugar, dentro de la programación del Festival Barnasants Cançód’Autor, un concierto de presentación del cd La libertad y el mar son una música, en el que el cantautor nicaragüense Ofilio Picón ha musicado 12 poemas del poeta barcelonés Santiago Montobbio. El poeta también participó en el acto con la lectura de poemas, y se dio una gran complicidad a lo largo del mismo entre los dos artistas, que presentaban en España, dentro de Barnasants, este trabajo discográfico que han hecho juntos.

Ofilio Picón (Nagarote, Nicaragua, 1957) formó parte del grupo Los de Palacagüina por un período de 15 años (1988-2003), y tiene una reconocida trayectoria en solitario como compositor y solista, en la que se ha especializado en musicar poesía. Así, en su cd Ventana musicó poemas de los poetas leoneses Salomón de la Selva y Alfonso Cortés (en este cd se encuentra su muy célebre canción “La bala”), es la persona que más poemas ha musicado de Rubén Darío (entre sus cds Darío en la memoria del milenio reúne poemas del gran poeta nicaragüense musicados por él), y en su cd Mujeres con guitarra ha musicado poemas de mujeres poetas nicaragüenses. Su último trabajo discográfico es el cd La libertad y el mar son una música, en el que ha musicado poemas de Santiago Montobbio.

Poeta y cantautor se conjugaron armoniosa y sabiamente durante el acto en el Harlem Jazz Club. Así, Ofilio Picón interpretó las 3 primeras canciones del cd –“El anarquista de las bengalas”, “El día perdido”, “Hospital de Inocentes”-, con acertados comentarios que introducían a las canciones, al cd y a su trabajo como músico y la colaboración con el poeta. En su primera intervención Santiago Montobbio destacó que Ofilio Picón ha musicado en este disco tanto poemas de su primera época, escritos a sus veinte años, como los de su vuelta a la escritura en 2009 tras veinte años de silencio. Y en su primera intervención quiso leer algunos poemas de esta primera etapa de su producción. Así señaló que “Hospital de Inocentes” es el poema que lleva el título de su primer libro, y que se publicó junto a otros dos poemas en la Revista de Occidente en mayo de 1988 en lo que constituyó su primera publicación como poeta y quiso por ello leer. Destacó que el poema “Hospital de Inocentes” está escrito en enero de 1987, justo cuando se fundó el Harlem Jazz Club, donde se encontraban, y que aparte de la impresión -y hasta leve vértigo- que le podría causar pensar en sus 30 años de vida de poeta, se sentía lleno de vida y alegría porque estos poemas están vivos en la música de Ofilio, y volvían a estarlo ese día en un local de música en vivo muy arraigado en la vida de la ciudad. Quiso leer algún poema de su primer libro, que leyó de la antología publicada en Holanda en 2016, Desde mi ventana oscura/Vanuitmijndonkereraam, y que contiene una selección de su poesía de juventud y muestra a través de este libro que ésta permanece y está viva, como lo está en la música de Ofilio Picón. Leyó poemas de otros libros, como El anarquista de las bengalas y Absurdos principios verdaderos, conformados también por poemas escritos a sus veinte años.

A continuación Ofilio Picón interpretó las canciones “Cerco”, “De amor” y “Glug”. Santiago Montobbio leyó poemas de La poesía es un fondo de agua marina, que es el primero de los cuatro libros que se han publicado en la colección El Bardo y que contienen el conjunto de 942 poemas que escribió el año 2009. Quiso dedicar una intervención a los poemas de este libro, porque son poemas de él los que Ofilio Picón ha musicado en el cd. Leyó poemas que mostraban cómo se daba y aparecía esta vuelta de la poesía, motivos fundamentales de ella, como es el amor, y quiso leer el poema en cuyo verso final se encuentra el título del cd –La libertad y el mar son una música- y el poema que contiene el verso que se volvió título de este primer libro de El Bardo e intuye la ordenación con que se estructuró la tetralogía, La poesía es un fondo de agua marina.

Siempre entre atinadas introducciones y comentarios, Ofilio Picón interpretó “Todo”, “Toda historia” y “Escribo sobre el aire”. Santiago Montobbio leyó algunos poemas de sus siguientes libros publicados en El Bardo, y tres del nuevo libro que acaba de publicarse en esta colección, La lucidez del alba desvelada, y señaló se presentaba al día siguiente con la participación como presentador de Ofilio Picón, en tanto que testimonio e intérprete privilegiado de su poesía, como consideraba era, y con cierre del acto con la ilustración musical de 5 temas del cd por el cantautor en la sede de SGAE Catalunya e invitó a todos a asistir a esta presentación allí de su nuevo libro y del disco. Eligió como último poema a leer el que lleva en su primer verso el título de este nuevo libro, y quiso dedicárselo a Ofilio Picón, pues -afirmó- “como todo artista verdadero, y él lo es, sabe muy bien la lucidez, el alba y el desvelo que hay en el crear”.

Ofilio Picón iniciaba el cierre del acto con la interpretación de las tres últimas canciones del cd, “En este puerto”, “Roto de alma y de olvido” y “El poema es todo”. Señaló que al componer la canción “Roto de alma y de olvido” tuvo muy presente a Víctor Jara y a Violeta Parra, y que esta canción la había compuesto en el ritmo llamado rin, que ella empleaba con frecuencia. Se refirió con penetración y sutileza entre la interpretación de sus canciones a lo que eran para él estos poemas, lo que era para él y veía en “El anarquista de las bengalas” u “Hospital de Inocentes”, por ejemplo -la imagen de lo que es el artista y la creación, la afirmación en la vocación de tal, y el misterio en que esta creación se da-, y que ilustró la vivencia y percepción de artista que tenía de la poesía del poeta.

Hubo un lleno esa tarde en el Harlem Jazz Club, y, durante todo el acto, una complicidad muy bella, cálida y espontánea entre los dos artistas, y con esta cálida complicidad se siguió por parte de los asistentes.

En este puerto todo está llovido, poema de Santiago Montobbio con música de Ofilio Picón, del cd La libertad y el mar son una música


Fotos: José Manuel Costell y Francisco Javier Sancho Más

El poema es todo, poema de Santiago Montobbio con música de Ofilio Picón, del cd La libertad y el mar son una música.



Fotos: Anna Xalabarder


El poema es todo agradece la colaboración de José Manuel Costell en la realización del vídeo.

Santiago Montobbio

Santiago Montobbio
Foto: Anna Xalabarder

Volvió a escribir

después de 20 años de silencio. Entonces Ernesto Sábato, Miguel Delibes, Juan Carlos Onetti y Camilo José Cela describieron su poesía como honda, misteriosa, envidiable.
Es Santiago Montobbio (Barcelona, 1966) de esa estirpe de poetas que cosechan el misterio en la cotidianeidad, que se transportan con ligereza a ese otro lado donde está la sombra alumbrada y vuelve sembrado de palabras tan sencillas como poderosas, tan sobrenaturales como humanas.
(María García Esperón)